Calidad y Medio Ambiente

Control, gestión y compromiso de mejora

Sistema de gestión de calidad

En Top Form Group contamos con un sistema de gestión de calidad que, a través de controles cíclicos, nos permite identificar los requisitos, necesidades, expectativas y planificación de nuestra actividad. Además de gestionar riesgos y oportunidades para cada una de las empresas del grupo.

Partiendo de un trabajo inicial, identificamos la forma en la que queremos que el producto sea elaborado y se preste el servicio a cada cliente. Así es como desarrollamos los estrictos controles, abarcando todas las etapas de desarrollo del producto y, teniendo en cuenta, sus posibles particularidades.

Además, contamos con un proceso de auditoría interna altamente exigente para cada uno de los centros de la organización y procesos realizados que nos permiten localizar las posibles carencias e implementar las soluciones adecuadas, siempre y cuando garanticen el respeto al medio ambiente.

Esta exhaustiva verificación nos permite garantizar la información técnica adecuada y fiable, la calidad del producto, el cumplimiento de los requisitos de los clientes, conocer la satisfacción de éstos y asegurar la mejora continua.

Ensayos que llevan al éxito

Todos nuestros productos están sometidos a ensayos que garantizan su calidad. Las pruebas realizadas varían en función de la aplicación del producto, por lo que habrá diferentes prácticas si se trata de una aplicación vertical u horizontal. Además, también realizamos ensayos físicos que nos darán más datos sobre las particularidades de nuestros productos. Esta es una pequeña selección de todos ellos.

Aplicación Horizontal

Resistencia a la abrasión
La resistencia de los acabados superficiales de los planos de trabajo* al fregado y desgaste con útiles abrasivos se puede hacer visible tras la exposición del material a la abrasión, determinando los posibles efectos adversos que tenga.

Resistencia al impacto por caída de bola
La realización de este ensayo nos permite conocer la resistencia de los planos de trabajo* al choque de los revestimientos superficiales.

Resistencia al rayado
Para conocer la resistencia al rayado de los planos de trabajo* sometemos los materiales a diversas presiones de rayado en tres probetas diferentes que nos muestra la resistencia que tiene cada una de ellas. El resultado se obtiene de la media de las tres probetas.

*Entendemos por planos de trabajo aquellas superficies horizontales, donde se puede depositar cualquier objeto de uso normal en una cocina doméstica.

Aplicación vertical

Resistencia a los productos alimenticios
Con este ensayo medimos la resistencia de los revestimientos superficiales a productos alimenticios fríos de uso normal en una cocina doméstica. Trascurrido el tiempo de duración de la prueba, se estudia que no haya ninguna alteración, ni ninguna traza de decoloración en la superficie.

Resistencia a los productos de limpieza
Para medir la resistencia de los revestimientos superficiales a productos de limpieza, llevamos a cabo diferentes ensayos a través de los cuales exponemos nuestros productos al contacto con productos de limpieza. Finalizado el tiempo de duración de la prueba, se comprueba que no haya signos de degradación ni cambios de coloración.

Adhesión del recubrimiento al soporte
Este ensayo tiene por objeto determinar el grado de adherencia entre el recubrimiento y el soporte. Una vez despegado el revestimiento, se evalúa el arrastre de partículas del soporte para medir el resultado.

Ensayos físicos

Resistencia del color a la luz
Por medio de esta prueba podemos evaluar el impacto que tiene la exposición de nuestros productos para aplicación vertical a la luz. Así, podemos evaluar su resistencia a la misma sin alterar el color de los productos.

Gestión de residuos

Como gestión de residuos entendemos ese conjunto de acciones que llevamos a cabo para tratar los desechos desde que se generan hasta que son tratados para reaprovechar o eliminados definitivamente. Son considerados residuos aquellos materiales que pierden su utilidad después de haberse utilizado para cumplir una determinada función.

Para poder tratar de formar correcta estos residuos existen tres fases diferenciadas que cumplir:

Son multitud de residuos los que existen, pero, se conoce como residuos industriales según la Ley 22/2011 de Residuos y Suelos, aquellos que son el resultado de los procesos de fabricación, de transformación, de utilización, de consumo, de limpieza o de mantenimiento generados por la actividad industrial.

Por lo tanto, vamos a analizar la forma en que se deberían tratar los residuos ocasionados por nuestros productos, para evitar que puedan acabar en espacios naturales y resultar contaminantes para el medio ambiente.

Para materiales de gran volumen como cascos, puertas, encimeras y módulos, es necesario acudir al punto limpio más cercano ubicado en nuestra localidad, de forma que garanticemos que todos los productos acaban en el proceso de reciclado correcto.

Si tienes dudas, puedes consultar el Chatbot de Ecoembes y te ayudará a saber dónde tendrás que depositar el residuo que te hace dudar:

Resuelve tus dudas

Certificados de calidad

Avalados por las más exigentes certificaciones europeas